Posible Corrección de una Helada en Viña

03/05/2017

Estos días atrás, heladas tardías han ocasionado daños severos en la viña y otros cultivos en las regiones de Castilla y León, Galicia, Navarra y La Rioja, donde se alcanzaron temperaturas de hasta -9ºC aunque la mayoría de las zonas estuvieron sometidas a -4ºC. El resultado ha sido que en algunas zonas el 80% del viñedo haya perdido la mayoría de la brotación y con ello la producción, y por consiguiente una merma en el vino.

 

Escribimos esto para nuestros amigos y clientes del Bierzo, aunque sirva como información para todo aquel viticultor que necesite paliar los efectos de una helada tardía en viñedo. Como es el caso en este momento en esta y otras zonas de Ribera del Duero, Rioja Alavesa o Rueda.

 

Lo primero a plantear es hacer un sondeo de la situación, en la que se observe si la helada a afectado a las terminaciones de los brote, a los racimos o el total de los brotes.

 

Una vez situados se realizará una poda o repoda según la afección. En el caso de la terminación de los brotes se elimina los extremos secos para facilitar la brotación de las yemas axiales. En el caso de todos los racimos y el total del brote se poda hasta a las yemas basales para favorecer que broten sin interferencias. En todos los casos la poda se realiza con cuidado de no dañar las yemas en buen estado.

 

Lo aconsejable a continuación es aportar algún producto que ayude a cicatrizar y que prevenga infecciones fúngicas. Para ello se puede utilizar azufre mojable y/o folpet, también otros similares.

 

Para favorecer la nueva brotación y conseguir una producción razonable en la vid es aconsejable la aportación de aminoácidos junto con nitrógeno. Aunque hay que intentar buscar un equilibrio puesto que aquellas plantas con racimos sanos pueden dar nuevos racimos con diferente periodo de maduración. Y por otro lado el abuso de aminoácidos y nitrógeno provoca un exceso de brotes de una débil resistencia vegetativa, lo cual los convierte en dianas fáciles para ataques de hongos y plagas. No es descartable enriquecer esta aportación con otros macro y micro nutrientes que aporten resistencia a los tejidos vegetativos.


Volver a listado Volver a página principal