Vinos con Variedades Autóctonas

20/09/2017

El pasado fin de semana me di cobijo en la Sierra de Gredos, lugar de paz y naturaleza viva. Y como no acompañar la armonía de tanta naturaleza con vinos de la zona. Por ello me propuse degustar de los vinos de Alfredo Maestro Tejero y con el motivo de tomar el pulso a dos variedades autóctonas en esta zona de España, las variedad Garnacha y Albillo. Aunque el principal interés estaba en el vino de la variedad Albillo, variedad de la que ya se hablaba en el Siglo XVI en las Cortes de Madrid y la que sumaban otras variedades autóctonas, como cigüente, moscatel y hebén, con ciertas aportaciones mejorantes.

 

Y en mención a los vinos de Bodegas Maestro Tejero he de reconocer que me resultaron unos vinos intensos, aromáticos y divertidos.

 

Proyectos como este de Maestro Tejero están despertando en la geografía Española por diferentes zonas Vitivinícolas. Suelen ser proyectos de reducido porte, con poca producción y vinos bien elaborados en base a unas uvas autóctonas muy cuidadas en campo. En sí mismo estas reducidas bodegas están consiguiendo darle el valor que merecen muchas variedades de autóctonas de vid y casi desaparecidas, o como las llamaría D. Félix Cabello, o variedades minoritarias.

 

Y es lastimoso, pero no por ello menos cierto, que la mayoría de las variedades de vid Españolas se han convertido en “Variedades Minoritarias”. Quizás producto de la animosidad con que se miraban los vinos de otros países vecinos o cercanos. En algún momento, cuando comenzó la modernización y mejora de infraestructuras y técnicas de vinificación en la bodegas españolas se dio pie a la introducción de lo que se llamaban “variedades mejorantes”, que no son más que variedades foráneas y principalmente de Francia. Paso que dio de lado al patrimonio Nacional, privando de una oportunidad a esas variedades autóctonas que se vinificaban, en muchas ocasiones, en condiciones muy precarias.

 

La apuesta de estas bodegas en el ámbito nacional utilizando variedades autóctonas, aunque se trate de proyectos pequeños, da mucho valor a nuestro patrimonio. El buen trabajo que desempeñan con sus viñedos y la cuidad elaboración de los vinos está dando pequeños éxitos a esas uvas casi perdidas en la memoria y en el campo. Esta impronta deja una buena huella, da un nuevo carácter al mundo del vino Nacional e Internacional, donde se introducen vinos con un temperamento diferenciador. Se está obrando un camino de buen firme, no quizás de adoquines de oro, que impulsa las Variedades y Vinos Españoles.

 

Algunas Variedades Minoritarias trabajadas en nuestras bodegas: Tortojona, Cigüente, Rufete, Mencía, Malbec, Juan García, Albillo, Semillon, Ferral, Listan Negro, Listan Blanco, Perruno, Parraleta, Moristel, Garnacha Blanca, Alcañón, Batista, Gorgollassa Regina, Vinyater, Moravia Agria, Forcalat Tinta, Tinto Velasco, Teta de Vaca, Hebén, Sumoll, Merseguera, Caiño Tinto, Sousón, Merenzao, Godello, Maturana, Hondarribi Beltza, Hondarribi Zuri, …


Volver a listado Volver a página principal